Judith Butler sobre Hamas, Hezbolá y el “lobby pro-Israel”

Esta es la respuesta de Judith Butler a un conjunto de cuatro preguntas formuladas en 2006 durante 2006 un debate en la UC Berkeley sobre la guerra entre Israel y Hezbollah. Miembros de la audiencia preguntaron:

  1. Teniendo en cuenta que Israel es un proyecto imperialista, colonial, la resistencia debe estar basada en los movimientos sociales o el Estado-nación?
  2. ¿Cuál es el poder del “lobby pro-Israel”? y ¿cuestionalo es antisemita?
  3. Desde la izquierda se pone en duda el apoyar a Hamas y Hezbollah “solo” por su uso de la violencia. ¿Perjudica esto la solidaridad con Palestina?
  4. ¿Amenazan Hamas y Hezbollah la exitencia de Israel, tal y como afirman algunos medios de comunicación?

Judith Butler:

“Ok, bueno: Creo que es imprescindible saber cuáles son los mecanismos son de distintos grupos de presión en los EE.UU. – el Congreso Judío Americano, el Comité Judío Americano , la Liga Anti-Difamación – cómo funcionan para ayudar a formular la política exterior de EE.UU. hacia Israel. Creo que no hay duda de que necesitamos realizar una evaluación honesta y rigurosa. Pienso que hay algunas versiones de la misma que creo se aproximan tal vez un poco demasiado fácilmente a las teorías de conspiración, y creo que puede haber tanto una versión antisemita, como puede haber también una versión crítica de gran utilidad. No me cabe duda que es un grupo de presión muy poderoso – en realidad lo veo como algo multifacético – y creo que necesitamos más cuidadoso, riguroso análisis de la misma.

Así que ya sabes la respuesta corta es: uno no tiene que negar de entrada la existencia de un lobby entrada, o de su poder, para demostrar que no es antisemita; pero tampoco uno tiene que aceptar todas las versiones de que, dado que algunas de ellas pienso que están problemáticamente ligadas a las teorías de conspiración.

Del mismo modo, pienso: Sí, entender a Hamas, Hizbollah como los movimientos sociales que son progresistas, que están en la izquierda, que forman parte de un global de izquierda, es extremadamente importante. Eso no nos impide ser críticos con ciertas dimensiones de ambos movimientos. No impide que aquellos que estamos interesados en formas de política no violentas podamos plantear la cuestión de si existen otras opciones aparte de la violencia. Así que de nuevo, un importante compromiso crítico. Ciertamente pienso que esto debe ser discutido en la izquierda. Yo pienso de la mismoa forma que los procedimientos de boicot y desinversión son un componente esencial de cualquier movimiento de resistencia. “

Texto original en Radical Archives
Texto relacionado: “El gobierno anti-sirio es más progresista” (entrevista a anarquistas libaneses)

About these ads
Esta entrada fue publicada en Antisemitismo/Neoantisemitismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.