Anticapitalismo regresivo

El término “anticapitalismo regresivo” hace referencia a que no todas las críticas al sistema de socialización capitalista son progresistas. Esto es algo que durante mucho tiempo y en parte hasta nuestros días, la izquierda no admite. Al igual que el anti-capitalismo de los nazis no fue tomado en serio, tan poco se tiene ahora en cuenta la existencia de una crítica reaccionaria de la sociedad burguesa, tal cómo se formula no sólo por neonazis, sino también por parte de islamistas radicales. Una crítica reaccionaria al capitalismo no trata de preservar de los logros de la Ilustración y la democracia burguesa, sino de establecer una sociedad europea pre-moderna. Por ello agita contra el individualismo, la decadencia occidental y capital financiero.

La crítica de capital financiero suele ser el centro de esta crítica reaccionaria al capitalismo, la cual ignora la totalidad del sistema capitalista. Esto fue expresado por los nazis en la distinción entre “capital especulativo” y “capital creativo”. El capital “especulativo” se ha presentado en relación con los judíos, siendo también calificado como apátrida y cosmopolita. Este es el flanco que se abre hacia el antisemitismo. Esto no significa por supuesto que cualquier crítica al mercado bursátil o al sistema bancario sea antisemita.

Además, una campaña dirigida a señalar y desprestigiar a los “parásitos” es algo siempre ideológicamente peligroso, pues lleva a reducir la crítica del sistema a una critica a la persona, y por lo tanto la socialización capitalista no puede ser entendida como una “relación social” (Marx) con un alto grado de abstracción, sino que se hace a actores concretos e identificables como personalmente responsables de la miseria, la pobreza y la explotación.

Sebastian Voigt

Traducción de un texto original de BAK-Shalom

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antisemitismo/Neoantisemitismo, Marxismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.